Wednesday, May 10, 2006

Me voy pa’l pueblo, hoy es mi día

Finalmente hoy me subiré en un avión rumbo a la ciudad que esta 2600 metros más cerca de las estrellas. Lo único que impide que la situación sea ideal, es la ola invernal que está inundando el país (se me complicaron las montadas en bicicleta por el altiplano cundiboyancense). Pero bueno, una mascarilla de barro no esta de más.

El balance de esta primera etapa son un par de canas, un intento de inglés con algo más de fluidez, un cese de hostilidades con la cocina, alguna que otra palabra en otro idioma diferente al inglés, un par de adiciones a la sección de optimización de la biblioteca, una colección de fotos, el descubrimiento de algunas verdades ocultas en el simplex y las cadenas de Markov, varias buenas novedades musicales (gracias a NY y a Eduardo), y un grupo de gente que está cruzando la frontera que diferencia a los conocidos de los amigos, cuyos miembros me pidieron que les mandara fotos de mis paseos en bicicleta, que avisara que había llegado bien y que tratara de pasarla bueno (por supuesto que haré mi mejor intento).

Seguiré empujando lápiz en Colombia, entrenando para el premio de montaña de septiembre: el qualifying.

4 comments: