Tuesday, January 09, 2007

Hablando con Pepe Grillo

Desde el 23 de diciembre el campus y sus alrededores quedaron desocupados. Durante la semana del 24 al 31 quitaron los buses y cerraron el gimnasio, lo que me llevó a un encierro obligado, con un par de escapadas en la bicicleta cuando el clima estuvo bueno.

Entendí porque hay unos que le huyen a la soledad y porque hay otros que la buscan; llega el momento en donde ya no hay libros, ni televisión, ni música que permitan hacerle el quite a esa mirada en el espejo y a su correspondiente monólogo. Los temas del monólogo van desde soberanas pendejadas hasta filosofadas trascendentales, todas ellas libres al fin del stand-by en el cual quedaron gracias a la mejor excusa jamás inventada: no hay tiempo.

Esta semana todo va retornando a la normalidad, ya hay buses, el gimnasio abrió sus puertas nuevamente y la gente comenzó a llegar; la temporada Spring 2007 arranca el 16 de enero.

A parte del propósito wing” (ver el comic de Calvin and Hobbes dos entradas abajo), quiero ponerle mucho más sabor a bicicleta a este 2007. Las montadas en bicicleta me producen el mismo (o más) nivel de bienestar que a Eduardo las idas a conciertos; vamos a ver si en las vacaciones de mitad de año puedo darle a este blog un nivel de actividad parecido al de Texto Sonoro, pero echando pedal.

1 comment:

Mafe said...

Fresca que no es solo la soledad la que pone a pensar, eso de ponerse el 31/Dic a echarle karkumen (is it a word?) a lo que se hizo, se dejo de hacer, se pudo hacer, se hizo diferente... en el a~o que termina y los anteriores, Y el que vendra... saca mas de una cana y exprime mas de un lagrimon. El que no lo haya hecho, que tire la primera piedra, carajo!
He dicho.