Saturday, February 24, 2007

Visa para un sueño

Francia salió de Tuluá hace veinte años. Allá solía trabajar como contadora, hasta que un día su esposo la convenció de dejar Colombia para ir en busca del sueño americano.
Francia recuerda con tristeza esos primeros años en la tierra del Tío Sam, lo mucho que extrañaba su familia y su tierra. Después de veinte años Francia se acomodó a vivir en los Estados Unidos, trabajando entre 12 y 14 horas diarias con el escuadrón de limpieza de Rutgers. Yo le digo que es una berraca, ella me responde que sino fuera por sus hijos ella estaría de vuelta en Colombia, y que el amor por sus hijos es lo que la mantiene andando en este país, en donde por más que lo intenta nunca se siente completa. De golpe aparece nuevamente la tristeza en sus ojos mientras dice que sus hijos nacieron aquí y que no quieren saber nada de Colombia, ¿quién los puede culpar? no es el país de ellos.

Hace un par de días, hablando con Francia, se me alborotaron la nostalgia y el homesickness.


6 comments:

El Mundo de Largo said...

Nata:

Tu sabes que mi telefono siempre estará dispuesto a contestarte cada vez que necesites algo.

Y que este pecho no la deja que se achicopale por nada del mundo (de largo).

Arriba ese animo (Cafe Aguila Roja)

N.Santamaría said...

Ala gracias. Ya se me paso, con el ritmo endemoniado de este semestre, no hay tiempo para bajonearse...jejeje.

Mafe said...

Lo mismo por aqui mi reina.
Yo te entiendo perfectamente.

Digamos que el hecho de estar estudiando en trimestres y no semestres... no me ha dejado caer tan bajo como el publico penso.

El Mundo de Largo said...

A proposito de cosas . . .

Ha visto el titulo de este blog ??

http://majaderiaenmexico.blogspot.com/index.html

N.Santamaría said...

Coincidencia... yo escogi el titulo porque oyendole el cuento a Francia me acorde de la cancion de Juan Luis Guerra...

El Mundo de Largo said...

O será que estaba rumbera la mona ese día??