Monday, April 07, 2008

Que enchiche y ojalá

Este enchiche que tengo lo tengo que compartir con alguien.

Nos dejaron una tarea en una de las clases que consistía en programar un algoritmo que resolviera el problema de las 8 reinas, y el dichoso programa no debía tener más de 17 líneas de código. Como hace rato yo no programo eficientemente, desde que el programa funcione a mi me vale cinco cuantas líneas de código tenga, era de esperarse que ese problema de la tarea me quedara grande. Si yo sé, usando Google uno encuentra la solución, pero esa no es la idea si uno está haciendo un doctorado. Pues resulta que yo soy la única que piensa así. La mayoría de los pelones que están tomando la clase conmigo se fusilaron la solución de Internet, y ahora resulta que yo fui la única a la que le quedó grande el problema. Estoy segura de haber sido la única que le metió valiosas horas a tratar de hacerlo como se supone que uno debe hacer las tareas a este nivel. Lo que me parece más ridículo es que el profesor no se la haya pillado o se esté haciendo el “gringo” (porque es de la India).

Entonces de pura ilusa decidí hablar con los pelones para tratar de hacerles ver que eso de hacer trampa no tiene sentido en un programa de doctorado, y pedirles que por favor reconsideraran seguir usando la estrategia del “más vivo” con un discurso digno de candidato demócrata a la presidencia. Juego limpio señores, juego limpio. Y vea la respuesta que me dieron: “Es que ese problema no se merecía que le metiéramos tiempo, teníamos un examen y eso era más importante.” ¿Entonces por qué no dijeron que les quedó grande? Miradas al techo. Vea usted a los futuros profesores que les van a exigir a sus alumnos no hacer trampa, que colegas tan íntegros los que me mando. Obviamente ya me los eché de enemigos, lo cual me importa un soberano cebollo. Ah!, en momentos así es que extraño a Rothkopf.

Ojalá y alguien por aquí se atreva a decir que los latinos/colombianos somos unos tramposos, ojalá.

11 comments:

Mr. Mustard said...

como quien dice, ellos escogieron la solucion mas recursiva...

Eduardo Osorio said...

Jaja.

Nata, qué piedra, pero duro con ellos. Rejo es lo que les hizo falta de pequeños.

N.Santamaría said...

Mr. Mustard: jajaja. Que humor tan fino.

Eduardo: Es que si las mamás los vieran...Eso es lo que voy a hacer la próxima vez, decirles que le voy a contar a las mamás.

è.castro said...

sumerce... sin palabras... asi de lejos van a llegar ellos.. bien por ellos.. no hay que gastar energia valiosa en tratar de subir la montaNa del lado cuando estamos subiendo la que esta al frente... :)
animo y pa'lante que ahi vas bien :)

Mafe said...

Es que... pa' qué se gasta uno con cipotuda estupidez Nati... pa' qué???
Lo que me alegra es que estés demostrando que la inteligencia y la honestidad vienen de donde ellos menos lo esperan: muy lejos de ellos mismos.

Te conté que mi nuevo advisor me odia???

Anonymous said...

eso es tenaz, se siente uno como pluton (con los cientificos tratando de sacarlo del sistema). Deje asi y haga bien lo suyo que Dios se lo recompensara mas adelante.

N.Santamaría said...

e.castro: yo se, para acabar de completar ahora resulta que tengo una sucursal de la mafia de la trampa.

Mafe: efectivamente, deje asi (o mejor dejemonos de vainas?).
Y eso de enemistarse con el advisor no es buena estrategia. Acuerdate que esa es la firma que se necesita para el carton.

Anonymous: jajaja. Muy bueno el comentario de Pluton...jajaja. Y ojala que Dios me lo pague, o que se los cobre a ellos.

Got Largo? said...

Pues este post me suena a mi querido largo en la ECI resolviendo problemas de motores cuando tomo termodinamica.

Todo el mundo pago por las tareas que se metian a un programa y daban todos los resultados.

Y yo el unico pendejo que se ponia a papel limpio a resolver los dichosos motores.

Pero es que como Don Diego Lopez que era el gerente de la Mazda y toda una eminencia . . . . lr valia un pepino . . . pero eso si . . . fui al unico profe de la ECI al que se las cante . . . . porque uno con esas NO SE QUEDA !!!

Comparto tus sentimientos !

N.Santamaría said...

Largo: GRACIAS!

Abraxas said...

Cambiando el tema del "enchiche" el ejercicio me pareció del putas.

Siendo yo un infante mi papa, un gran aficionado al ajedrez, me presentó un dia el problema de las reinas. Ese día dure como 10 minutos dándole vueltas al tablero hasta que encontré una solución factible.

Hace algo más de un año le mostré el problema a Serafin (si mal no recuerdo), para qué lo pusiera de ejercicio en el taller 1 de Optimización avanzada.

Lo chistoso de todo es que, en mi caso, como le he molido varios años a la optimización, siempre busco resolver cualquier problema, incluyendo este, como un problema de programación lineal, de programación entera o MIP. Hacer un código de menos de 12 lineas con la formulación de ese problema en Xpress es más que trivial. Sin embargo, el hecho de construir un algoritmo de 12 lineas, sin la ayuda de Carlos Google, es una tarea complicada, sobre todo por que en nuestro caso es muchas veces muy dificil abstraerse de la programación lineal.

Me puse en la tarea de pensarlo, y creo que di en el clavo. Eso si me tocó escarbar en la motola lo que me acordaba de la clase de recursividad que vi en taller de programación. Esa clase en la que a uno le muestran el problema de las torres de Hanoi.

La solución a la que llegué, la cual no he programado (por lo tanto no estoy muy seguro de que funcione a la perfección, sin embargo a mano parece funcionar para n=8) es muy parecida al de las torres de Hanoi.

Debo reconocer que me costó bastante, como dos noches de insomnio. Definitivamente el reto me gustó, teniendo en cuenta que me obligó a dejar de lado la PL.

Un abrazo.

Xas.

N.Santamaría said...

Es que la unica forma de lograr 17 lineas es haciendo recursividad; usando una tecnica que los programadores llaman "backtraking". Eso es super facil en papel, pero vaya e implementelo en 17 lineas (o menos).
El problema con Xpress es que toca contar las lineas de codigo del algoritmo que usa Xpress para solucionar el problema, y entonces ya con eso se pasa uno el limite.

En medio de todo no se niega que el problema es divertido.

En fin.

Por favor que ese no sea un reto para los pobres estudiantes de optimizacion... Mejor dicho, mejor me callo.