Wednesday, July 22, 2009

El rival más difícil está en la cabeza

Efectivamente varias imagenes valen más que mil palabras. Que buen espectáculo el que han dado últimamente los hermanitos Schleck y Amstrong. Lástima que Soler no logró el tour este año, ojalá no se haya quemado.

6 comments:

fernper said...

y Contador! Hoy estuvo buenísimo!

N.Santamaría said...

Precisamente hoy me estaba preguntando si Contador estaría en las mismas sin Amstrong, Klöden y Popovych; tener tanto capo trabajando para uno siempre debe marcar alguna diferencia, digo yo.

fernper said...

pues yo creo que sí, ayer se quedó por esperar a Klöden, y no creo que Lance esté trabajando para él la verdad. Y hoy en la contrareloj demostró que no solo le rinde subiendo. Veremos qué pasa en Mont Ventoux, ese Lance es un cerdo igual, con tantos años y de tercero...

N.Santamaría said...

No sé, no sé, el man es muy buen ciclista pero éste deporte no es de "solos". Contador ayer la embarró atacando en esa loma porque terminó ayudando a los Schlecks a sacarle diferencia a Amstrong y a Klöden (complicándole el asunto del podio a Amstrong).
El man ha tenido al frente a Amstrong y/o Klöden durante la mayor parte de las etapas (cuando el resto del equipo está fundido), no veo que haya otro competitor con esa calidad de gregarios.

Amstrong me ha sorprendido con su actitud de "me estoy gozando el tour" y "lo que diga mi capitán", anteriormente la actitud era más "les voy a dar a todos en la jeta"; tal vez por eso los franceses ésta vez lo quieren un poco más.

Vamos a ver que se ve en la última loma, me gustaría ver una sorpresa, alguien con la actitud "les voy a enseñar cuántos pares son tres moscas". Como little Schleck hace un par de días.

Mac said...

Este Tour fue excelente, sobre todo las últimas cuatro etapas. Contador me calló la boca en la contrareloj, Armstrong demostró lo teso que es todavía y los Schleck fueron una sorpresa muy agradable para cerrar el tour. Ojalá para el próximo año tengamos a Soler de vuelta para vivir el Tour con más emoción.

N.Santamaría said...

Amén.