Wednesday, December 02, 2009

Nunca digas nunca

Hace unos años cuando terminé mi glorioso programa de pregrado, hice el juramento pendejo de no volver a tomar clases a las malas. A los seis meses estaba otra vez en un salón de clase.
Después de la maestría, más sabiamente, dije que tal vez no volvería a tomar clases a las malas. Año y medio después empecé los partos de piñas con las clases del doctorado.
Después de dos años de azote, cuando ya iba a gritar victoria, a mi Advisor le dio por cambiarse –y cambiarme- de universidad. Y vuelve la burra al trigo.
La próxima semana es la última semana de clases, y quisiera pedirle a Papá Noel que no me toque tomar más clases.
Ya me mamé.

7 comments:

chaly vera said...

Tienes que reconocer que es en la universidad donde uno mas se divierte. Pendejamente.
un beso

Mafe said...

Nunca mas... nuuuuunca mas!
Querido Niño Dios, nuuuunca mas!

"partos de piñas..." sumercé tan elegante y gráfica.

Eduardo Osorio said...

Me suena conocido ;)

N.Santamaría said...

Alguien que la entiende a una.

Alejandro Angel said...

"Vuelve la burra al trigo" jajaja esa frase me encanta...

En fin, que también me siento identificado, ahí andaré corriendo el año que viene que ya en mi U también me están metiendo caña con el PhD pffff...

Nunca mais....

Alejandro Angel said...

"Vuelve la burra al trigo" jajaja esa frase me encanta...

En fin, que también me siento identificado, ahí andaré corriendo el año que viene que ya en mi U también me están metiendo caña con el PhD pffff...

Nunca mais....

Elkin Castro said...

The eternal student!!