Sunday, January 17, 2010

Tienen huevo

Desde hace como un mes, todas las semanas llegan religiosamente a mi buzón un cerro de ofertas de tarjetas de crédito, a las cuales yo no he aplicado. Quién sabe cuantos árboles tumban por año los señores de CapitalOne y Chase.
Al final de la carta que le explica a uno cuan afortunado es en la vida por haber sido elegido, dice -en letra micro- que uno puede llamar a un teléfono y pedir que no le manden más jodas por 5 años. Buenísimo si funcionara tan fácil como dicen.
Uno llama y lo que atiende es una vaina que funciona con reconocimiento de voz. He intentando unas 10 veces (sin exagerar), y el aparato ese no entiende lo que digo, y por supuesto no me pueden sacar de la lista de afortunados elegidos de inmediato. Y yo creía que hablaba inglés.
Ahora a esperar a ver que pasa primero, que los señores de las tarjetas se aburran de mandarme ofertas, o que la información dejada en el contestador de los que no hablamos inglés sea procesada manualmente y me des-elijan.

5 comments:

Mafe said...

Sumerce, no vayas a caer en la tentacion de la tarjeta de credito no solicitada... a menos que sea la super ultra chic transparente con el chip inteligente.

TU dame el numero y yo llamo por ti y les digo how many pairs are three flies... CARAJO!!

Elkin Castro said...

Eso es pa que gasteeee!!!

Sergio said...

es la tentacion del mercado

N.Santamaría said...

Claaaro, a gastar lo que no se tiene.
Y después se agarran de los pelos cuando se les totean las burbujas.

Alejandro Angel said...

Claro acepta todas esas tarjetas, pagamos la deuda externa de Colombia con ellas y después nos hacemos los locos y que le vayan a cobrar al árbol...

Ni idea, desvaríos de sábado en la mañana.