Thursday, June 02, 2011

Oh gloria inmarcesible

Ayer a esta hora estaba deseando que fuera hoy a esta hora. Porque hoy a esta hora, el día en que tuve que defender la berraca disertación estaría por acabarse para bien o para mal. No voy a decir que la presentación fue papitas, porque eso sería decir una mentira sobrada, me sentí paleada más de una vez con ciertas preguntas del comité. Pero como dicen los futbolistas de mi tierra, se dejó todo en la cancha y se me dieron las cosas.

Desde hoy los minutos más largos de mi vida son los que estuve que esperar mientras el comité decidía el veredicto después de terminada la presentación. Que eternidad. Yo creí que después de todo el palo que me dieron me iban a dejar. Cuando finalmente la puerta se abrió y salió mi Advisor a decirme que felicitaciones, que había pasado, se me salió la pasión colombiana y le metí un abrazo rompecostillas, de esos que da uno cuando está emocionado, como cuando la selección Colombia o millos mete goles. Ay juepucha, verdad que esta loca a lo del contacto personal poco le jala. De malas como la piraña mueca.

He de reconocer que tal vez lo mejor de esta vaina es la felicidad de mi familia cuando los llamé a reportarme, y la celebración virtual en facebook y en el gmail. Gracias a la vida por mi gente linda.

Ahora a cargar la pila para trabajar en las revisiones del documento, a recoger los pasos en gringolandia, y a empacar para volver a la tierrita.

Oh júbilo inmortal.

4 comments:

Mafe said...

Yuuuuuuuuuuuuuupiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!

Jose said...

Bueno, pa' donde es que es el paseo de celebración. por acá en el "Sun State" las puertas más que abiertas.

N.Santamaría said...

Ala gracias. Tengo varios sitios en la mira, a ver cual se gana el bingo :D .

Del Carmen said...

Amiga ya no se la ve, por donde andas?