Thursday, August 29, 2013

Desconectada en el Tayrona

Hace 2+ años que terminé la aventura del doctorado, y dándomelas de guerrera no hice caso a lo que muchos y muchas me aconsejaron hacer: desconectarse mentalmente y olvidarse del mundo por lo menos por un par de semanas. Aunque yo no llegué a la oficina directo del avión, al cerebro nunca lo desconecté. Pues resulta que los consejos tenían razón y el cerebro, como cualquier músculo, después de semejante grand tour necesita tiempo de recuperación para que reinicie. Al menos el mío hace un par de meses ya no daba más. 

La semana pasada entonces hice la vuelta 4 días en el Tayrona. Tienen razón los indígenas de la Sierra cuando dicen que uno puede hacer sync con el planeta. Caminando en silencio durante casi dos horas por el sendero que va desde el sector Cañaveral hasta Arrecifes, entré en resonancia con el entorno, la madre tierra hizo lo suyo y me reinició. Pasa en Avatar, pasa en la vida real. Aquí quedaron fotos para el recuerdo.

Lloraré amargamente el día que pongan el resort ese de lujo en el Tayrona, y acabe con lo que queda de magia.

3 comments:

Mafe said...

... y 4 dias no fueron suficientes.

Envidia pura sumerce, envidia puuuuuuuuuura!!

N.Santamaría said...

Nada de eso. Póngalo en la lista reina y péguese la rodadita.

Lolo said...

Es magico!!