Friday, February 14, 2014

Yo (corazón) mis bicis

Que ésta fecha rosa, de corazones y cupidos aquí en gringolandia, sea un motivo para escribirle a las bicicletas. Desde el 2004 he tenido amoríos con ellas, la burrita que me inició por las lomas cundiboyacenses, la ganga que me encontré en una tienda de bicis en New Brunswick, que se devolvió conmigo a Colombia, y con la que descubrí pueblos, trochas y cimas, la burrita gringa con la que compartí cuarto y recorrí los alrededores de Penn State, y la single/fixie que arregló mis días en Bogotá yendo y viniendo del trabajo; ahora, mientras espero la green-card que me saque de este limbo y la llegada de la primavera, una rutera anclada en rodillos es la que me mantiene cuerda mientras veo caer nieve por la ventana.

Por las que dejaron huella, por las que fueron flor de un día y por las que vendrán, brindo -y hasta el fondo- en este San Valentín. 

¡Salud!

No comments: