Thursday, March 27, 2014

La green card y yo

Y voy y reviso el buzón y me encuentro un sobre del USCIS. Entiendan ustedes que cuando uno está jugando de visitante en este país, cualquier vaina con el membrete de oficina de inmigración genera tembladera y unos segundos de paranoia ¿será que ya me aprobaron la green card? ¿será que apareció un alias ilegal y me van a deportar? Se abre el sobre, y ni lo uno ni lo otro.

Que era para informarle que su caso puede tener un demora de aproximadamente 6 meses, y que tranquila que no soy yo, son ellos. Y entonces uno pelea con la hoja de papel y con el sobre, pero si cuando recibieron la aplicación me dijeron que en la primera semana de abril me decían ¿en serio? ¿6 meses más? En serio. 

Buscando en internet las razones, porque el no eres tu, soy yo no es suficiente, finalmente me convenzo de que son ellos. Resulta que en el 2012, Obama aprobó una ley para perdonarle la deportación a los menores de edad con estado de inmigración ilegal, y le dio a la USCIS  2 meses de plazo para empezar a ejecutar. Lo que les tocó hacer a ellos fue mover recursos de las green cards para atender la avalancha de casos generada por la orden presidencial. Y como resultado hay un represamiento el berraco en las peticiones de residencia. Hasta le sacaron artículo en el NY Times a la historia. Como cuando el ministerio de transporte colombiano decretó el plazo de 6 meses para cambiar el pase, al mono de la pila se le pasó decirle al presidente de aquí, que del dicho al hecho, hay mucho trecho.

Y entonces yo me siento viviendo en Colombia. Ojalá no se les empiece a caer el sistema.

3 comments:

MaJaDeRiA said...

Pero no la tranquiliza saber que en todas partes se cuecen habas?.

A mi me tranquiliza saber que al final todos estamos hechos de lo mismo.

Mafe said...

Paciencia princesa, no hay de otra...
Agradezcamos que ya dejo de enfriar y que por los menos podras salir a rodar y explorar un poco mas.
Algo bueno tendra que tener zipotuda espera!!

N.Santamaría said...

De tranquilidad les hablo cuando me llegue el sobre con la residencia jaja.

Y lo de las salidas a pedalear se me demoran, ando rodeada de nieve y por debajo de los 0C... pero si, si fuera verano, otro sería el son.